El Legado

Según la definición de la Real Academia Española, la palabra  “legado : Del lat. legātum.   1. m. Aquello que se deja o transmite a los sucesores, sea cosa material o inmaterial. 2. m. Cosa material o inmaterial que se deja en testamento o se transmite de padres a hijos, de generación en generación. 3.  agasajo, consignación, dádiva, donación, donativo, gratificación, obsequio, ofrenda, presente, regalo.

 

Sin embargo, estas definiciones, vistas desde el punto más objetivo, puede dar explicación a muchas otras formas de entenderla. Para la Familia Martín,  llega a significar mucho más que cualquiera de estas simples definiciones. En el caso de la empresa Castro Martín, estamos hablando acerca del legado de un solo hombre, Domingo Martín – un hombre con una gran visión para los negocios y para la oportunidad, y lo más importante, un hombre con una clara visión de futuro- . Bodegas Castro Martín se erige como un monumento a su visión, previsión  y determinación en muy distintas maneras.

 

La familia Martín-Serantes ha venido elaborando vinos por varias generaciones, de la misma forma cómo muchos otros viticultores de las pequeñas aldeas en Galicia.  Hace muchos años atrás -más de un siglo- se trataba más bien de una industria rústica y artesanal, en dónde el vino que se producía iba destinado al autoconsumo, y en algunos casos para la venta de pequeñas partidas a lugares de comidas o a regalos para los amigos.

En aquellos días, muchos de estos albariños artesanales se elaboraban en barricas de madera, que eran reutilizadas repetidas veces antes de ser eventualmente reemplazadas. Naturalmente, este proceso daba como resultado una increíble variación e inconsistencia a los vinos obtenidos al final del proceso de producción – y esta era la mayor frustración para Domingo- . A él le encantaban los vinos locales, pero no la especie de lotería en la que se convertía el abrir una botella tras otra hasta encontrar una  con la calidad deseada.

 

Y es en este punto de nuestra historia en la que el  legado  de Castro Martín comenzó a ser una realidad: la construcción  de una nueva bodega. El objetivo de Domingo era crear un vino con dos importantes cualidades: calidad y consistencia, y para lograrlo empleó las habilidades de un ingeniero agrónomo , que junto con las suyas,  le ayudarían a construir su sueño.

La bodega, construida en 1981, fue una obra única para su tiempo. Construida en tres niveles, fue también la primera bodega en la región en estar totalmente equipada con tanques de acero inoxidable para elaborar el vino. Acompañada de una gran inversión, no solamente financiera, sino también por su fe en el futuro del vino albariño. Otro de los hechos más significativos en toda esta historia  es que la propia Denominación de Origen no fue creada hasta 7 años después, en 1988.

En la historia del Val do Salnés, Domingo Martín debería ser siempre recordado como una pionero, por haber tenido la visión y el coraje de invertir en el futuro de su pueblo y de su región, y ser reconocido por ser uno de los primeros fundadores de la Denominación de Origen Rías Baixas – y éste es su verdadero legado.

Para concluir esta breve biografía quizás deberíamos mencionar que Don Domingo Martín no era gallego (aunque estaba casado con una gallega y sentó su hogar aquí). Realmente nació y se crio en las Islas Canarias, y es por lo que, aún hoy en día, Castro Martín es todavía conocida como la bodega de “El Canario”.

Debes ser mayor de 18 años para acceder a este contenido

Confirma tu edad